Calificar al plástico como enemigo eterno no es ninguna exageración: en esta segunda parte expondremos lo que supone el plástico como material nocivo para el medioambiente (en su parte física) y cómo las afirmaciones de la industria del plástico sólo buscan lavar su imagen con verdades a medias y mentiras flagrantes repetidas desde hace años. Si todavía no has leído la primera parte, Plástico lejos del AOVE, aún estás a tiempo.

No cabe duda de que el plástico supuso y supone una enorme revolución en todos los aspectos de la vida del ser humano: tiene tantos usos como podamos imaginar. Además, es fácil de crear, manejar y reciclar.

Desgraciadamente no es perfecto, ya que empieza a degradarse desde el mismo momento de su fabricación como cualquier otro objeto. La diferencia estriba en que el plástico genera problemas tanto en el ámbito físico como químico en el medio ambiente: no sólo no es inocuo, sino que es terriblemente perjudicial en la mayoría de sus formas presentes, particularmente en forma de microplásticos y nanoplásticos (trozos diminutos de 5 a 0,00005 milímetros) y los aditivos que se utilizan para darle ciertas cualidades como suavidad o color tienen un altísimo nivel de toxicidad en el medio ambiente y el ser humano.

La justificación del sector de fabricantes de plástico ante las imágenes terribles de ríos, lagos, océanos, animales muertos por consumo de plástico es siempre la misma: “El problema no es el plástico, sino la mala gestión de sus residuos”.

 

“El plástico se recicla”, verdad al 25%

fallos cubo amarillo ecoembesEntre 2019 y 2020, gracias a investigaciones de Greenpeace, empezamos a conocer datos reales sobre la gestión de los residuos de plásticos domésticos. Sólo un 25% de los envases de plástico que depositamos en el contenedor amarillo son reciclados. Por poner sólo un ejemplo, los PET de colores no son reciclados, de modo que el típico PET verde del AOVE iría destinado a “reconversión energética”, por ejemplo. Para aquellos que no lo sepan, “reconversión energética” es el eufemismo de quemarlo para obtener energía en centrales térmicas.

 

“El plástico es seguro”

Cita extraída literalmente de un comunicado del Clúster del Plástico de Andalucía: “De hecho, el PET, el material plástico más utilizado en el envasado de AOVE, es totalmente seguro y mucho más económico que otras alternativas. Se trata de un material seguro, inerte y libre de Bisfenol A” (07/07/2020).

Sin embargo en el análisis realizado por Amigos de la Tierra («Plastívoros, la verdad sobre el ingrediente más tóxico de nuestra alimentación«, pág. 42) en PET comerciales de agua aparece nylon, polipropileno y tereftalato de polietileno (PET). ¡Sí! Hay PET disuelto en recipientes de PET y en rangos de hasta más de 10.000 partículas en sólo medio litro de agua. La única cantidad segura de plástico consumible es cero.

 

Plástico enemigo eterno

En esta segunda parte aún no hemos hablado de las terribles repercusiones para la salud del consumo de esos aditivos plásticos. Será en el tercer y último episodio cuando pongamos el foco en la parte química de los plásticos.

Seguimos recomendando que compréis Aceite de Oliva Virgen Extra en envase de cristal y acero inoxidable. Lucha contra el Plástico como enemigo eterno. Hazlo por tu salud y la de los tuyos, el medioambiente y una economía circular real.

Comprar Aceite Ecológico directo del productor

Entregamos personalmente, y siguiendo la máxima seguridad e higiene posible, tu Aceite Ecológico favorito, en la provincia de SEVILLA, sin que sea necesaria una compra mínima.

Puedes contactarnos directamente a través de WhatsApp.

También puedes suscribirte a nuestro boletín digital.

¡Te has suscrito con éxito!